El aceite de oliva, el jamón ibérico y los ácidos grasos.

jamon-ibericomio-la-torre-de-porcuna
jamon-ibericomio-la-torre-de-porcuna

De todos es sabido la propiedades saludables del aceite de oliva gracias a su composición de ácidos grasos monoinsaturados. Hoy, os hablaremos de otro producto cuya composición en ácidos grasos monoinsaturados o ácido oleico es también destacada. Hablamos del jamón de bellota 100% ibérico. 

El cerdo 100% ibérico durante su etapa de Montanera consume más de 10kgs diarios de bellota, fruto muy rico en ácido oleico con una tasa superior al 60%. El animal sintetiza estos ácidos grasos de forma que la presencia en la carne ibérica de bellota debe ser superior al 54%. Sólo el aceite de oliva virgen extra contiene una presencia superior en este ácido, rondando el 70%.
Por tanto, la grasa que contiene un jamón de bellota 100% ibérico es saludable no sólo por su riqueza en ácido oleico, también es una carne baja en ácidos grasos saturados, colesterol y ácidos grasos trans.
 
Un desayuno de una tostada de pan integral con aceite de oliva virgen extra, unas lonchas de jamón ibérico y unas rodajas de tomate representa una combinación nutricional perfecta. Estaremos aportando ácidos grasos saludables, proteínas de alta calidad, fácilmente absorbibles, carbohidratos en su justa medida y antioxidantes naturales. La mejor receta para comenzar el día con energía.
 
Olior Porcuna te ofrece siempre el mejor aceite de oliva virgen extra picual. El jamón ibérico lo puedes adquirir a nuestros amigos de ibericomio, que nos ofrecen 1kg de jamón ibérico a precio exclusivo  por ser cliente de Olior Porcuna al usar el cupón descuento OLIOR se quedará en sólo 34,95€
productos destacados la torre de porcuna

El aceite de oliva es un aceite vegetal de uso principalmente culinario. Se obtiene del fruto del olivo, denominado oliva o aceituna.​ Casi la tercera parte de la pulpa de la aceituna es aceite. Por esta razón, desde la Antigüedad se ha extraído fácilmente con una simple presión ejercida por un molino.

El mejor de ellos como Calidad del Aceite de Oliva Virgen Extra EVOOLEUM Awards, es La Torre de Porcuna Picual, con una puntuación de 95 sobre 100, también galardonado con los premios al “Mejor Monovarietal”, “Mejor Frutado Verde”, “Mejor Picual” y “Mejor de España”.

El virgen extra es el aceite de oliva virgen de mayor calidad: es más sano y su sabor es mejor. También es el más caro, aunque la diferencia de precio no es muy grande. La calidad del aceite de oliva depende de la calidad de la aceituna y de la rapidez del proceso de elaboración.

1. Confiar en la etiqueta.

Debemos confirmar que esté etiquetado como Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE) y se haya producido con primera extracción en frío. El Aceite Virgen Extra es el de mayor calidad. Podemos encontrar también otros aceites etiquetados como Virgen y aceites catalogados como Suave o Intenso, pero que ya no contienen la definición de Virgen Extra.

Por otro lado, la forma en que se ha elaborado el aceite es también muy importante. Las máquinas tradicionales de prensado pueden producir oxidación en el líquido, mientras que las máquinas modernas de acero inoxidable evitan este inconveniente. Por lo tanto, tenemos que evitar la palabra «prensado», y buscar «primera extracción en frío» si lo que queremos es un aceite de primerísima calidad.


LOS POLIFENOLES EN EL ACEITE DE OLIVA, IGUAL QUE EN EL VINO, SON ANTIOXIDANTES NATURALES Y PROCEDEN DE LA PROPIA ACEITUNA


2. Picor en la garganta

Si bebemos el aceite de oliva, usando por ejemplo una cuchara sopera o un vaso pequeño, deberíamos notar que pica. Es una sensación picante en la garganta que nos hace toser, y que proviene de los polifenoles.

Los polifenoles en el aceite de oliva, igual que en el vino, son antioxidantes naturales y proceden de la propia aceituna. Estos polifenoles se pierden con el refinado, de modo que no encontraremos esta sensación de picor en aceites de oliva de baja calidad. En definitiva, que un aceite de oliva pique en la garganta, es una cualidad positiva.

3. Aceite joven

Cuando compramos un nuevo envase, lo ideal ese aceite de oliva haya sido producido lo más cerca posible de la fecha en la que lo compramos, y que haya pasado como máximo un año. Es decir, si estamos a diciembre de 2017, es mejor comprar un aceite etiquetado en noviembre de 2017 que en noviembre de 2016. Queremos un aceite joven, no uno que lleve un año o más en la botella, aunque legalmente su venta está permitida.

4. El envase es muy importante

Si queremos un buen aceite, deberemos evitar los envases transparentes. El aceite de oliva es sensible a la luz y a la oxigenación, de modo que el producto debe estar envasado en botellas oscuras o dentro de estuches que lo protejan de la luz. Cuanto más tiempo está expuesto al calor, la luz y el oxígeno, más calidad pierde el aceite. Este punto es muy importante cuando vamos a comprar, porque debemos tener en cuenta las condiciones de exposición y almacenaje en las que el vendedor tiene el aceite de oliva.

5. El color no es un indicador de calidad, pero sí el sabor.

«En los paneles de cata la copa no permite ver el color, porque lo que analizamos son los aromas del aceite de oliva y la sensación en boca». En boca por ejemplo es muy importante encontrar el amargor, porque es el sabor elemental característico del aceite obtenido de aceitunas verdes o en envero. La acidez característica de un buen aceite de oliva está cerca del 0’1, y a mayor acidez, menos calidad.

Consumir Aceite de Oliva Virgen Extra en el embarazo ayuda a tener bebés más sanos.

embarazada_aceite
embarazada_aceite

Una investigación señala a un menor ingreso hospitalario durante los dos primeros años de vida de los niños cuyas madres suplementaron su dieta con AOVE.

La revista médica Journal of Clinical Medicineacaba de publicar un artículo con los resultados de un estudio llevado a cabo por investigadores del Hospital Clínico San Carlos de Madrid que revela que seguir una dieta mediterránea, rica en aceite de oliva virgen extra y suplementada con pistachos, durante el embarazo, se asocia a un menor ingreso hospitalario de los niños durante sus dos primeros años de vida. Liderado por el doctor Alfonso Calle Pascual, este equipo observó una reducción en los ingresos hospitalarios de los niños que requieren tratamiento con antibióticos y corticosteroides, y los ingresos relacionados con asma/bronquiolitis, “especialmente en hijos de mujeres que tenían un índice de masa corporal (IMC) pregestacional <25 kg/m2 (sin sobrepeso) y tolerancia glucosa normal (NGT)”, concreta el doctor.

Un estudio pionero

Hasta ahora, la evidencia sugería una posible asociación entre la dieta y el desarrollo de enfermedades en los niños. Sin embargo, eran pocas las investigaciones que habían evaluado el efecto de una intervención basada en la dieta mediterránea en el desarrollo de enfermedades metabólicas e inmunes en la descendencia. “Este es el primer estudio controlado aleatorizado que analiza la influencia de una intervención nutricional basada en una dieta Mediterránea en el embarazo sobre la salud de la descendencia”, detalla el doctor Calle Pascual.

Los investigadores se marcaron dos metas. Por un lado, evaluar la incidencia de bronquiolitis/asma, dermatitis atópica y alergias alimentarias, así como el número y la duración de los ingresos hospitalarios por todas las causas en niños a los dos años. Por otro lado, analizar las tasas de ingresos hospitalarios debido a episodios graves de bronquiolitis/asma y otras enfermedades que requieren tratamiento farmacológico con antibióticos, corticosteroides o ambos.

Menor estancia hospitalaria

 Para ello, los investigadores estudiaron a 703 niños descendientes de mujeres que durante sus embazaros participaron en el Estudio San Carlos de Prevención de la Diabetes Gestacional y que asistieron al seguimiento posparto entre 2017 y 2018. Al grupo de intervención se le recomendó una dieta suplementada en aceite de oliva virgen extra y pistachos, mientras que al grupo control se le indicó reducir la ingesta de todo tipo de grasas.

“Nuestro estudio muestra diferencias significativas entre el grupo de intervención y el grupo control en relación con la reducción de eventos graves que requieren hospitalización en niños cuyas madres tenían un índice de masa corporal (IMC) pregestacional <25 kg/m2 y NGT”, destaca el doctor. Durante el estudio también se observó que la duración de la estancia en el hospital fue significativamente más corta en el grupo de intervención que en el grupo control (6.8 ± 9.1 vs. 11.9 ± 25.2 días; p = 0.02).

Además, los resultados de la investigación muestran una reducción en las tasas de ingresos hospitalarios por todas las causas en el número de niños que lo requirieron en el grupo de intervención en comparación con el grupo control. En total, hubo un 13,6% de niños hospitalizados del grupo de intervención y un 14,9% del grupo control.

En el embarazo se producen cambios en el sistema inmunitario de la madre que afectan la función intestinal normal y la composición de la microbiota. “Estos cambios, que también podrían verse afectados por la dieta de la madre, podrían mejorar la salud a largo plazo de la madre y su descendencia. El aceite de oliva virgen extra, rico en componentes fenólicos, se asocia con un mejor perfil antiinflamatorio, inmunomodulador y de microbiota”, explica el doctor Calle Pascual.

Este artículo es otro de los espectaculares resultados de un estudio pionero sobre el efecto de la alimentación en la salud de los gestantes y sus hijos. El Estudio San Carlos de Prevención de la Diabetes Gestacional ya demostró que una dieta saludable rica en aceite de oliva virgen extra reduce el riesgo de desarrollar diabetes gestacional en un 30% y mejora la salud de los recién nacidos.

Un estudio que, como detalla el doctor Calle Pascual, aún tiene mucho recorrido por delante: “Esperamos, en un futuro próximo, hacer el seguimiento hasta los cinco años de edad. Esperamos encontrar una menor cantidad de grasa central en los niños, menor grado de adiposidad y menor grado, sin ningún género de duda, de algunos tipos de enfermedades autoinmunes e inflamatorias”.

Sobre la Interprofesional del Aceite de Oliva Español

La Organización Interprofesional de Aceite de Oliva Español colaboró con el equipo de investigadores, al que facilitó el aceite de oliva virgen extra que consumieron las gestantes que participaron en este trabajo. Se trata de una organización sin ánimo de lucro formada a su vez por todas las entidades representativas del sector del aceite de oliva español. Tiene como principal objetivo la promoción del producto en todo el mundo. La campaña ‘Tu Mundo con Aceite de Oliva’ forma parte de la estrategia promocional que la Interprofesional lanzó en noviembre de 2019 para dinamizar el consumo de este alimento en el mercado español, el primer destino de nuestros Aceites de Oliva. Está dirigida a ese consumidor que ha redescubierto los aceites de oliva como un elemento fundamental en su cocina e ingrediente indispensable para una alimentación saludable.

Fuente: https://www.cadena100.es/emisoras/jaen/noticias/consumir-aceite-oliva-virgen-extra-embarazo-ayuda-tener-bebes-mas-sanos-20200609_758772

El AOVE bloquea la entrada del Covid-19 en las células

covid19_aceite
covid19_aceite

Según las últimas investigaciones en Italia.

Olimerca.- ¿Podría ser que el consumo de aceite de oliva evite la infección por coronavirus? Una investigación realizada por científicos de las Universidades de Nápoles y Perugia señala que este alimento podría bloquear la entrada del virus en las células humanas, siempre y cuando la carga viral sea baja. Para llegar a esta conclusión, los investigadores estudiaron algunas moléculas de esteroides naturales, presentes en la naturaleza y especialmente en alimentos de consumo común como el aceite de oliva y el regaliz.

 

Angela Zampella, directora del Departamento de Farmacia de la Universidad de Nápoles Federico II, explica que la investigación se ha centrado en el estudio de moléculas que pueden bloquear la entrada de coronavirus en las células cuando la carga viral no es muy alta, según publica Teatro Naturale, y esas moléculas, se encuentran tanto en el cuerpo humano, como en algunos alimentos, como el aceite de oliva o el regaliz.

Este descubrimiento podría abrir la puerta a nuevas formas de prevención del coronavirus y representa el primer paso hacia la redacción de un protocolo terapéutico que será remitido a la atención de la Agencia Italiana de Medicamentos (AIFA).

 

Fuente: https://www.olimerca.com/noticiadet/el-aove-bloquea-la-entrada-del-covid19-en-las-celulas/f15da3423efd9407ed74379b71457169

El consumo de AOVE puede reducir la presión arterial

aceite y tomate
aceite y tomate

El consumo diario de aceite de oliva virgen extra puede reducir significativamente la presión arterial, un factor de riesgo clave para las enfermedades cardiovasculares, según un estudio dirigido por la Universidad La Trobe (Australia).

Los investigadores han asegurado que se trata de un proyecto significativo porque es el primer estudio australiano que muestra una caída en la presión arterial sistólica central (en arterias centrales como la aorta) y la presión arterial sistólica periférica (en arterias más pequeñas del brazo) relacionada con el consumo de aceite de oliva.

El estudio, dirigido por la Universidad La Trobe y publicado en Nutrients, también es importante porque involucró a participantes de muchos orígenes culturales, “lo que demuestra que la herencia mediterránea no es un factor para beneficiarse del consumo de aceite de oliva”, según ha informado el centro docente australiano.

Los investigadores llevaron a cabo un ensayo clínico sobre las cualidades cardioprotectoras del aceite de oliva virgen extra producido en Australia en 50 adultos sanos con diversos orígenes y hábitos dietéticos.

Descubrieron que consumir cuatro cucharadas de aceite de oliva virgen extra al día puede reducir la presión arterial sistólica central y periférica en un 2,5 y un 2%, respectivamente.

La autora principal del estudio, Katerina Sarapis, ha resaltado que es importante comprender cómo el consumo de aceite de oliva afecta a las comunidades multiétnicas. “El aceite de oliva virgen extra es rico en una variedad de compuestos activos como los polifenoles, que han demostrado beneficios para la salud gracias a sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes”, ha recordado.

“Este aceite es ampliamente reconocido como una fuente nutritiva de grasa dietética cuando se combina con dietas tradicionales de estilo mediterráneo de Grecia y España. Nuestro estudio confirma que los beneficios asociados con el consumo de aceite de oliva se extienden a personas sin herencia mediterránea pero que tienen diferentes crianzas culturales, tradiciones y preferencias alimentarias”, ha explicado.

El ensayo comparó los efectos del aceite de oliva virgen extra con el aceite de oliva refinado bajo en polifenoles.

“Les pedimos a los participantes que añadieran 60 mililitros o 4 cucharadas de aceite de oliva extra virgen o refinado a sus dietas diarias durante tres semanas. Después de un descanso de dos semanas en el que los participantes no podían tomar aceite de oliva ni aceitunas, se les pidió que consumieran el aceite alternativo”, ha precisado Sarapis.

Los investigadores midieron la presión arterial después de cada período de tres semanas. En concreto, la investigadora ha indicado que “el aceite de oliva refinado y bajo en polifenoles no tuvo impactos significativos en la presión arterial, pero el aceite de oliva virgen extra provocó una reducción en la presión arterial sistólica central y periférica. Esto es de importancia clínica, ya que este resultado se logró sin el uso de medicamentos para la presión arterial”.

Por su parte, el supervisor principal del proyecto y profesor asociado de la Universidad La Trobe, George Moschonis, ha considerado que este estudio es un importante paso adelante en la prevención de enfermedades cardiovasculares.

“Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte a nivel mundial. Nuestros hallazgos proporcionan evidencia de una intervención dietética ampliamente accesible que puede reducir el riesgo cardiovascular en poblaciones que no están acostumbradas a un alto consumo de aceite de oliva virgen extra”, ha afirmado Moschonis.

El estudio ha estado dirigido por La Trobe con la colaboración de investigadores de las universidades de Swinburne, Bond, Deakin y Murdoch.

Fuente: https://www-mercacei-com.cdn.ampproject.org/c/s/www.mercacei.com/mvc/amp/noticia/53125/

0

Tu carrito